Buscar este blog

domingo, 16 de septiembre de 2018

Denuncia pública por falta de garantías



Denuncia pública por falta de garantías

Mientras las administraciones de EPM, UNE EPM Telecomunicaciones S.A., Huawei, Edatel y Colombia Móvil, a través de sus representantes en las Mesas Negociadoras con UNITRATEL y UNIGEEP, hacen disertaciones amplias exigiendo respeto y hablando del cumplimiento de la ley, en la realidad de los hechos demuestran lo que verdaderamente son y para donde quieren llevarnos, no sólo a la dirigencia, sino a todos nuestros afiliados y demás trabajadores. No han podido entender que somos una estructura sindical distinta a quienes nos han vendido y entregado siempre, pues somos un tambor con sonido propio.

La semana inmediatamente pasada, la Señora Tatiana Zabala Bran,  con una salida tan estúpida como todas sus posiciones y disertaciones en la mesa, le envió una carta de llamado de atención a nuestro Vicepresidente Manuel Salvador Esquivel Burgos por estar negociando los días 5,7 y 11 de septiembre sin permiso de su supuesta jefe. Si estamos en una negociación donde ella misma hace presencia en conjunto con nuestro dirigente, ¿cómo se atreve a esgrimir tal imbecilidad? ¿Hasta dónde puede llegar la mentecatez de esta funcionaria? La próxima vez llevaremos la certificación de un notario, en la que diga que nuestro compañero no es una foto ni un holograma. Ahora bien, es que nuestro Vicepresidente nunca ha sido empleado de esa empresa fachada, ¿o es que no entendió la sentencia de las tres magistradas? La bobada no la venden en ninguna parte, ella viene con quien la padece.

Lo peor de todo es que a nuestra Presidenta de UNITRATEL, Doralba Hernández Durango, la acaban de citar a descargos por haber ido a registrar los Pliegos de Peticiones de nuestro sindicato y por asistir a la mesa negociadora  de Huawei, pese a que informó en dónde estaba. ¿De donde han sacado que para hacer presencia como dirigentes sindicales en los estrados del estado colombiano o a estar en una Mesa Negociadora se deba contar con permiso, cuando estos son tiempos de ley, y están contenidos en nuestra constitución política? ¿No saben acaso que,  cuando se tienen los riesgos de seguridad en que estamos en un país donde todos los días asesinan a un líder social o sindical, se debe informar posteriormente?

Ahora viene lo más delicado. Resulta que la Jefe Paula Andrea Villegas Sanabria, le confesó a su subordinada, nuestra Presidenta, que el Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas le dijo que le abría el proceso disciplinario a Doralba Hernández Durango o que la despedía. No termina este despreciable sujeto de intimidar a las personas, cuando abusa de una funcionaria con necesidades de su empleo, por múltiples motivos, para que contra su voluntad actúe en perjuicio de una dirigente que no es del agrado del espécimen aludido. Cuando Doralba le hizo caer en la cuenta de lo grave del asunto, su superiora le contestó que prefería ir a declarar a la fiscalía que perder su puesto de trabajo; argumento este perfectamente válido y entendible.

Por el muy posible impedimento de la Señora María Cristina Ibarbo Ríos, los descargos los recibirá Laura Andrea Ortega Gallego, psicóloga por cierto, y a quien el Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas le sabe algunos pecados.  Según lo expresara la señora María Cristina a Laura Ortega, ya había hablado con el abogado que representará a Doralba Hernández Durango,  hecho extremadamente extraño, pues la Presidenta aún no conocía siquiera del proceso que le estaban iniciando,  en todo caso, ella, en su legítimo derecho, ya eligió otra apoderada, y como testigos a otros dirigentes de la entera confianza suya y de los afiliados.

Del Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas, fuera de su ilegal nombramiento en UNE EPM Telecomunicaciones S.A., como ya lo hemos expresado, por ser parte de los acuerdos ilícitos hechos con lo de Hidroituango y Millicom, con el Gerente General de EPM, bajo las sugerencias de Juan David Vélez Hoyos y Jesús Arturo Aristizabal Guevara, tenemos que agregar que no ha abandonado el estilo de sicario laboral que nos mencionara cuando era Director de Relaciones Laborales en EPM, al contarnos petulantemente sus experiencias con los sindicatos de Urabá, a los que, según él, había puesto en su lugar, y aunque no sabemos en qué, lo podemos sospechar.  Lo que no desvirtúa un caso anterior de nuestra Presidenta Doralba Hernández Durango, en el que trató de manipular personalmente a una testigo aconsejándole que se retractara, en complicidad del  traicionado Juan Pablo Naranjo Restrepo, sin conseguir su objetivo, y de lo que, por fortuna, poseemos pruebas contundentes.

Lo que viene buscando el Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas, a quien le falta la suficiente hombría para asumir sus responsabilidades, es escudarse indebidamente en muchos jefes para que se presten a sus fines de conseguir las coordenadas de nuestra dirigencia, enterándose de los sitios que frecuentan, no sabemos con qué fines. Desconoce este sujeto instrucciones muy serias en materia de seguridad emanadas por los órganos del estado, que orientan, precisamente, lo contrario que él pretende con las orientaciones dadas, y sus interpretaciones amañadas y mutiladas de la ley. Quienes quieran acompañarlo en sus peligrosísimas determinaciones y que aspiren terminar como tantos otros que han salido perjudicados, después de haberle servido en sus fechorías, sabrán a qué atenerse.

Un hecho que no podemos dejar de lado, es el sucedido a nuestra Presidenta Doralba Hernández Durango, el día en que estaba radicando la fundación de UNITRATEL, fecha en la que precisamente le visitaran su casa bajo la pantomima de los recientes casos de vivienda, y que preguntaran a qué horas llegaba y salía de su casa, porque la Dirección de Relaciones Laborales de UNE EPM Telecomunicaciones S.A., requería de estos datos para hacerle llegar una supuesta información. Es de recordar que a otros domicilios de los dirigentes de UNIGEEP, también les estuvieron tomando fotos, a la vez que hicieran preguntas muy comprometedoras y sospechosas por sus barrios.

Cualquier acto contra la integridad total de la dirigencia de UNITRATEL o de UNIGEEP, responsabilizamos a los Señores Marcelo Cataldo Franco por no tomar las  medidas pertinentes y a Carlos Santiago Ospina Vanegas por sus ya declaradas intenciones.

Con esta disertación buscamos dejar muy claro que preferimos someternos a las investigaciones que impongan, direccionen y acomoden personajes como los nombrados, antes que arriesgar nuestras vidas e integridades personales y de nuestras familias, porque mientras a quienes defendemos los derechos laborales y nuestras empresas se nos imponen ciertas condiciones, a otros, por su silencio y falta de lucha, se les conceden y extienden espacios y tiempos ilegales, con acuerdos soterrados y ocultos, que se prolongan hasta dos y más años, cuando la ley habla expresamente de las prohibiciones existentes.

Así es la constante en la cual nos estamos moviendo en UNITRATEL y en UNIGEEP, no solo para nuestras actividades sindicales diarias, sino en las Mesas de Negociaciones que estamos llevando con EPM, UNE EPM Telecomunicaciones S.A., Huawei, Edatel y Colombia Móvil, y sobre las cuales cursa esta Denuncia pública por falta de garantías, pero que sacaremos adelante independientemente de quienes nos pongan al frente, y que estén indudablemente involucrados en acciones contra nuestra integridad, aunque para ello queden de por medio nuestras vidas.

A todos nuestros afiliados en UNITRATEL y delegados en UNIGEEP, les pedimos el inmenso favor de permanecer atentos a los llamados urgentes para votar las posibles salidas y soluciones a tener en la cuenta muy próximamente, porque estas administraciones en las mesas negociadoras expresan unas cosas, hasta hablando de tiempos de paz, mientras en la realidad toman decisiones que nos perjudican a quienes estamos dando una lucha sin cuartel por salvaguardar nuestros derechos laborales y para la sostenibilidad de nuestras empresas. Así pues queridos compañeros, que muy pendientes de las inmediatas asambleas a convocar, toda vez que no observamos disposiciones sinceras de llegar a los acuerdos que estamos pretendiendo.


“¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenace a uno con la inmortalidad”

Jorge Luis Borges



JUNTA DIRECTIVA                                                  JUNTA DIRECTIVA
UNIGEEP                                                                UNITRATEL


Anexamos comunicaciones llegadas a nuestra Presidenta Doralba Hernández Durango y a nuestro Presidente Manuel Salvador Esquivel Burgos. 





















































Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo

viernes, 14 de septiembre de 2018

Prevención y ratificación de Buena Noticia




Apreciados compañeros, previniendo cualquier hecho que pueda afectar a nuestros trabajadores, sobre todo a nuestros afiliados de T.I., Tecnologías de la Información, quienes son el alma y vida de nuestra empresa, como su mismo nombre lo dice, nuestros Presidentes de UNITRATEL y UNIGEEP, le presentaron el Derecho de Petición que anexamos, al Presidente de la Compañía. Esto, en razones de que no queremos dolores de cabeza en el inmediato futuro.

Por otro lado, y aludiendo nuestro titular, les estamos anexando la carta que corrobora la restitución de nuestro Vicepresidente, Manuel Salvador Esquivel Burgos, a UNE EPM Telecomunicaciones S.A. A todos aquellos que han creído en nuestra indeclinable postura frente a la defensa de nuestras empresas y protección de nuestros derechos laborales, les estamos infinitamente agradecidos. Esta Prevención y ratificación de Buena Noticia va dedicada solo a quienes se han esforzado y ofrecido su sangre y sus vidas para sostener las conquistas de nuestra lucha sindical.


“El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad”
Edmund Burke

JUNTA DIRECTIVA                                            JUNTA DIRECTIVA
UNIGEEP                                                          UNITRATEL


Anexamos los documentos mencionados y pertinentes. 





Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo