Buscar este blog

miércoles, 21 de febrero de 2018

A propósito de valores, ¿de qué confianza habla la administración?

Hablar de confianza en "TigoUne" es incongruente, primero esa empresa no existe, dado que es una marca que le han aplicado solo a UNE EPM Telecomunicaciones S.A., última esta que  perdió su identidad  y ahora se torna azul completamente; mientras la plataforma de TIGO y su facturación siguen igual. El segundo punto relacionado con la confianza, lo evidenciaremos con un caso de las acciones y artimañas que vienen utilizando para pescar incautos: El Señor Marcelo Cataldo Franco, o quien sea el encargado de dar respuestas a las preguntas que algunos envían para sus intervenciones, responde "En el debate del Concejo de Medellín se comentó que no habían ingresado a UNE los dineros de la fusión, afirmación que no es cierta, pues los dineros con los que se pagó la transacción vinieron de MIC". Observemos la siguiente imagen:



Para los empleados incautos y "confiados" en que la alta dirección de la empresa es un dechado de virtudes y digna representante de los valores corporativos que falsamente pregona, les dejamos la segunda imagen, para que contrasten y no se sigan prestando ingenuamente al juego de funcionarios desvergonzados. Señor Marcelo Cataldo Franco, ¿Sus abogados están preparados para responder a una demanda por injuria que les instauren algunos Concejales de Medellín por decir que ellos hacen afirmaciones que no son ciertas?, ellos tienen la respuesta al derecho de petición en que se informa como realizaron el pago al municipio. Miremos lo siguiente:  
https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif


“MÁS RÁPIDO CAE UN MENTIROSO QUE UN COJO”
Dichos colombianos
JUNTA DIRECTIVA

UNIGEEP


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo

lunes, 19 de febrero de 2018

Lo habíamos dicho y pronosticado


Frente a la crisis de corrupción que consume a las Empresas Públicas de Medellín, y que tibiamente toca la Contraloría de Medellín, El 9 de junio de 2015 nuestras dos organizaciones se pronunciaron, de manera contundente y certera. En esta ocasión, retrotraemos el comunicado de la fecha aludida, toda vez que se hace más que necesario, obligatorio, dadas las magnitudes que ha alcanzado la gravísima putrefacción en que se haya la administración actual, como quiera que es una extensión de las inmediatamente pasadas.

Martes, 9 de junio de 2015



El poder omnímodo del Gerente General de las Empresas públicas de Medellín, su ambición personal,  el afán por mostrar resultados económicos y financieros, olvidando el objeto  social de la entidad, lo mismo que  la falta de pesos y contrapesos y la vigilancia de unos organismos de control, cuyos jefes se parecen más a secretarios de despacho, que a funcionarios que tienen la responsabilidad de adelantar investigaciones disciplinarias y fiscales, así como un concejo en donde la mayoría de los corporados, son de bolsillo y ciegos, sordos y mudos,  abre todas las puertas para la corrupción y la arbitrariedad.

De manera  reiterativa, hemos venido denunciando los actos de corrupción en las Empresas Públicas de Medellín, empezando porque nadie da respuesta sobre el paradero de los dineros que dicen que Millicom le entregó a EPM y al Municipio de Medellín, para hacerse al control de UNE EPM Telecomunicaciones. Se necesitará que la justicia internacional destape el gigantesco acto de corrupción que está almacenado en EPM, y en el que se haya seriamente comprometido su intocable Gerente General. O irá a decir lo mismo que Blatter, Ex-Presidente de la FIFA, que él no se enteró de nada.

Los empresarios nacionales e internacionales han reconocido que por todo contrato se paga comisión. Esta puede ser la explicación para que los funcionarios corruptos, opten por participar en grandes negocios y en obras faraónicas, y no en las pequeñas obras que benefician directamente a la comunidad. De ahí que sean entendibles los inmensos capitales que están siendo sustraídos del país, bajo el supuesto de un retorno muy rentable, cuando en la realidad estamos perdiendo y enterrando recursos importantísimos para el desarrollo social de nuestros habitantes.

Mientras el Gerente de EPM anuncia grandes inversiones en el exterior, en la ciudad de Medellín existen más de 250 mil personas sin agua potable y 50 mil familias desconectadas de los servicios públicos fundamentales, pero esto no les preocupa para nada al acucioso Gerente de EPM y al Alcalde. Tampoco les inquieta el elevado costo de las tarifas de los servicios públicos domiciliarios, que ponen a muchos de los usuarios en el dilema de pagar servicios públicos y no comer, o comer y no pagar servicios públicos.

De los Trabajadores y la Comunidad en General,


GONZALO ÁLVAREZ HENAO                   JESÚS MARÍA LÓPEZ VELÁSQUEZ
Presidente                                                                Presidente
Movimiento Cívico de Medellín                                UNIGEEP
Y El Área Metropolitana                                           Unión Sindical Grupo Empresarial EPM


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo