Buscar este blog

martes, 19 de junio de 2018

EL PRESIDENTE DE ARGOS, PIEZA CLAVE PARA ESCLARECER LOS ACTOS DE CORRUPCIÓN EN HIDROITUANGO, Y LA EMPRESA CRIMINAL CREADA PARA TAL PROPÓSITO



EL Presidente de Argos, pieza clave para esclarecer los actos de corrupción en Hidroituango, y la empresa criminal creada para tal propósito

Tercera parte



VIAJE POR LAS ENTRAÑAS DE HIDROITUANGO

La empresa criminal que al parecer se creó en plena campaña electoral en el año 2010, para apropiarse de los recursos públicos que iba a manejar la Hidroeléctrica de Ituango, arruinó el progreso y el desarrollo de Medellín, lo mismo que el de Antioquia, por varias generaciones, así como la paz, la tranquilidad y algunas pertenencias de los pobladores río abajo. Por la forma como tejieron todo el andamiaje jurídico y la sucesión de responsabilidades en la planeación, desarrollo y ejecución del proyecto Hidroituango, se nos antoja pensar que si no fue un hecho premeditado para acabar con EPM, si lo fue para amasar una gran fortuna, producto del gigantesco acto de corrupción, sin igual, en la historia de la contratación administrativa del país, lo cual pone de manifiesto y refleja la degradación ética y moral en la que han caído  las élites económicas y políticas de nuestra región.

Recordaran muchos ciudadanos, que de la Hidroeléctrica Pescadero Ituango, se empezó a hablar desde  la década del 60, pero fue en el año 1979 en el que se conocieron los primeros estudios hablando de su viabilidad. Para materializar esta idea, en el año 1997 la Asamblea Departamental de Antioquia, emitió la ordenanza N° 35 del mismo año, autorizando la constitución de una empresa promotora del proyecto. En cumplimiento de dicha Ordenanza, en 1998 se constituyó la Sociedad Hidroituango S.A.E.S.P., con 73 socios, tres personas jurídicas y 69 naturales. Las personas jurídicas son el Idea y el Departamento de Antioquia con el 52,89% y EPM y la Chec con el 46,47%, los otros 69 socios particulares, poseen el 0,64%. El capital de la sociedad es mayoritariamente público.

El 27 de octubre de 2010, los socios de Hidroituango S.A.E.S.P., se reunieron de manera extraordinaria en Asamblea General de Accionistas, y acordaron de forma ilegal escindir parte del patrimonio para constituir sin autorización normativa, una empresa de servicios públicos de economía mixta, que denominaron EPM Ituango S.A. E.S.P. A espaldas de la ciudadanía, fundaron una nueva Empresas Públicas de Medellín, prestadora de servicios públicos, es decir una hermana gemela de EPM. Como Presidente de la nueva entidad, nombraron a LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE y para la Junta Directiva como Principales a: JORGE MARIO PÉREZ GALLÓN, LUIS CARLOS RUBIANO ORTEGON, CLAUDIA MARÍA ÁNGEL AGUDELO, MAURICIO RESTREPO TERREROS y JOSÉ LUIS YATE RAMÍREZ.

La nueva empresa de servicios Públicos EPM Ituango S.A. E.S.P.,  se tenía que constituir con acatamiento de las normas establecidas en las leyes 136 y 142 de 1994, lo mismo que de la Ley 489 de 1998, pero no lo hicieron así, porque al parecer, necesitaban de un instrumento idóneo para ellos, quedando lo actuado por fuera de todo control político y fiscal. La forma casi clandestina cómo funcionó en su corta vida EPM Ituango S.A. E.S.P., devela la torcida intención que tenían los involucrados en este gigantesco proyecto. Los ciudadanos que conocieron de la creación de esta empresa, se pueden contar con los dedos de la mano. Los socios de EPM Ituango S.A. E.S.P., eran los mismos de La Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P. El IDEA, no sabemos si de buena fe o para facilitar el actuar criminal, le vendió a EPM su participación en el recién creado ente.

Por favor, no se pierdan ni un solo capítulo de esta novela de suspenso, terror y de danza de millones. Tal como lo anotamos anteriormente, La Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P., la constituyeron en 1998 para que construyera y pusiera en funcionamiento el proyecto, pero extrañamente en el 2010, desistieron de la idea y dejaron en manos de la recién creada empresa todos los actos y contratos para erigir el deseo más ambicioso del país, pero los contribuyentes de Medellín y de Antioquia, seguimos, con nuestros impuestos, pagando el funcionamiento y la burocracia de la Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P., que tiene como Gerente a José Gustavo Jiménez Arango y 17 altos cargos, con una junta Directiva de 5 miembros, así: Luis Pérez Gutiérrez como Presidente, Mauricio Tobón Franco, Wilson Chinchilla Herrera, Jesús Arturo Aristizábal Guevara y Alejandro Giraldo Cadavid. Colombia, definitivamente, es un país de maniáticos. El Gobernador Luis Pérez Gutiérrez, nombra al Gerente de la Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P., y él es el Presidente de la Junta Directiva, pero sale a rezongar porque EPM no le presenta informes. El Gerente y los 17 altos cargos de la  Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P., se la pasan esperando la mesada y tomando tinto y el Señor Gobernador que está pagando a estos burócratas, prorrumpe a protestar, pero no a destituir a los ineptos funcionarios.

En el capítulo de la danza de millones hubo un cambio inesperado de protagonistas. El jefe de los títeres Luis Javier Vélez Duque, fue cambiado  por su falta de personalidad y por no saber desempeñar bien su papel, por el intrépido, desalmado, cruel y sin escrúpulos, Juan Esteban Calle Restrepo, último este que cobrara protagonismo con su nombramiento como Gerente General de las Empresas Públicas de Medellín, por parte del productor y arreglista, Aníbal Gaviria Correa.

EPM Ituango S.A. E.S.P. tenía a su cargo la promoción, diseño, construcción, operación, mantenimiento y comercialización de la energía de la central Hidroeléctrica Ituango. Esta empresa la constituyeron para la construcción y para la comercialización de la energía por 50 años. Así se desprende del Contrato BOOMT, mediante el cual EPM Ituango S.A. E.S.P,  se obligaba con Hidroituango a efectuar las inversiones necesarias para la financiación, construcción, operación, mantenimiento y entrada en operación comercial de la Central Hidroeléctrica Pescadero Ituango, proyecto hidroeléctrico que contaría con una capacidad instalada de 2.400 MW, con 8 unidades de generación y una inversión estimada de aproximadamente US$3.049 Millones.

En el contrato se fijó un plazo de 8 años para la construcción. Para la operación  a cargo de EPM  Ituango, se estableció un plazo de  42 años. En el contrato consta que el proyecto deberá transferirse de nuevo a sus dueños en 50 años, es decir, a Hidroituango S.A. E.S.P. Cuando decimos que esta es una novela de terror, suspenso y danza de millones, es porque los antioqueños tendremos que sostener por 50 años una burocracia que estará esperando que se cumpla el periodo de tiempo señalado, para recibir de nuevo la Hidroeléctrica.

El actor principal, Juan Esteban Calle Restrepo, en su afán por controlar los ingresos provenientes de la venta de las boletas de entrada a los espectáculos y para que no fueran a revender las mismas, o que alguien distinto a él manejara los dineros, obligó al jefe de los títeres, Luis Javier Vélez Duque a que le firmara a nombre de EPM Ituango, un contrato por el cual se determinó el marco dentro del cual EPM ejecutaría, en calidad de contratista, todas las actividades necesarias, y a la vez le confiriera un mandato general con representación legal.

El actor de tele novela, Juan Esteban Calle Restrepo, quiso demostrar porque era el protagonista principal, y fue así como el 6 de octubre de 2011, en representación de Empresas Públicas de Medellín, hizo a un lado al jefe de los títeres, Luis Javier Vélez Duque, que para esa fecha figuraba como representante legal EPM Ituango S.A. E.S.P., dado que no se podía perder el espectáculo de abrir una licitación pública internacional para contratar la construcción de las obras civiles del proyecto, a saber: culminación del túnel de acceso a la casa de máquinas, tramo final del túnel, las galerías de construcción de la central, entre otras.

El intrépido y sagaz protagonista de novela, informó el 31 de diciembre de 2011, que había abierto un concurso  nacional e internacional, al que habían acudido un total de 20 actores, que habían adquirido los pliegos de condiciones, pero que solo dos le habían dado la talla, Odebrecht que tiene cantando a más de uno en los tribunales, Camargo Correa, que al comenzar el espectáculo produjo muy buena impresión pero que hoy tiene a muchos encopetados personajes antioqueños, sumidos en una gran depresión y al borde de la locura.


En la foto aparece el nuevo protagonista principal de la novela, reunido con todo el elenco de EPM Ituango S.A. E.S. P. A  la mayoría les canceló contratos, y a los más rebeldes, los indemnizó. Al único que no le abolió el contrato, fue al jefe de los títeres, que lo dejó como su mano derecha para que hiciera el trabajo sucio de firmar los contratos y para que ocupara el cupo que le tienen reservado en la cárcel la Picota.

Este tercer capítulo de la novela lo terminó el 11 de enero de 2013, fecha en la cual convocó a la Asamblea General de Accionistas de EPM Ituango, para que aprobaran la cesión a EPM del contrato para desarrollar en forma directa el Proyecto Ituango, y la disolución de la nueva empresa. Esta iniciativa fue objeto de una protesta por parte de los protagonistas más débiles, que no entendían como una empresa recién creada, que había asumido la responsabilidad de construir el Proyecto Hidroeléctrico más grande del país, iba a ser liquidada y de qué manera. Seguiremos informando.

De la Comunidad y los Trabajadores en General,


Fraternalmente,




GONZALO ÁLVAREZ HENAO             JESÚS MARÍA LÓPEZ VELÁSQUEZ
Presidente                                       Presidente
Movimiento Cívico de Medellín         UNIGEEP
Y El Área Metropolitana                  Unión Sindical Grupo Empresarial EPM


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo

lunes, 18 de junio de 2018

Caso Jaime Aristizabal Pineda

Con mucha tristeza e indignación recibimos el viernes inmediatamente pasado, la noticia del despido de nuestro compañero Jaime Aristizabal Pineda, para quien expresamos nuestra solidaridad con el apoyo que desde ya le estamos ratificando con las orientaciones, en todo el sentido constitucional y legal, que le estamos dando. En entrevista que nos concediera nuestro buen amigo nos demostró la manera ruin y miserable como fuera engañado por el Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas, ultimo este que le recomendara unas salidas, hasta con agradecimiento a bordo, para luego entregarle la carta con la terminación del contrato por justa causa.

Se hace necesario sacar a relucir parte de lo que le manifiesta el Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas a nuestro compañero despedido:

“Es importante resaltar además que, se ha roto un elemento primordial de toda relación que es la confianza, para este caso, en la relación laboral que usted tiene con la empresa que se ha quebrantado debido a que usted, con su actuar, no acató ni dio cumplimiento a sus deberes y obligaciones haciendo caso omiso a las instrucciones dadas a través de los Reglamentos que gobiernan las relaciones entre la Compañía y sus trabajadores”

Curiosamente quien le escribe y firma esto es alguien que saliera despedido de EPM, con una indemnización de cerca de 190 millones de pesos, y que está mal nombrado en UNE EPM Telecomunicaciones S.A., según normas internas y de ley, pero que le siguen pagando, por razones meramente obvias, con dinero de nuestra casa matriz, por el carrusel de las contrataciones y por el delictivo sistema de la puerta giratoria. Mientras a nuestros trabajadores en EPM les piensan reducir muchas garantías, bajo el premeditado pretexto de Hidroituango, la mafia del poder sigue sosteniendo, rastreramente, al Señor Carlos Santiago Ospina Vanegas.

Apreciados compañeros, como éste, sabemos que existen más casos, pues todo hace parte de la vil política por robarles los derechos a muchos trabajadores, que ingenuamente se pueden dejar sugestionar por una administración que no tiene ninguna autoridad moral para exigirle a nadie buenos comportamientos. No nos estamos alejando del deber que nos obliga a cumplir con la constitución y la ley, pero otra cosa son los procedimientos y actuaciones que violentaron un debido proceso y que hicieran que las investigaciones llevadas a cabo, con lo de vivienda, estén viciadas de nulidad, esto teniendo en la cuenta otros elementos que estarán a disposición de los distintos estrados y que no relacionamos por ser parte procesal.

A todos los compañeros afectados con las determinaciones en su contra, por lo de vivienda, independientemente si están afiliados a UNIGEEP o no, les informamos que ya adelantamos las consultas del caso, y hemos obtenido una respuesta positiva sobre este particular, y podemos comunicarles que debido a los tangibles, notables, vergonzantes y tendenciosos errores administrativos, tienen todas las condiciones en favor para iniciar los procesos de demandas para la restitución de sus derechos, mas allá de las demás acciones que se desprendan por los daños causados.

Apreciados compañeros, por enésima vez les pedimos y les rogamos el enorme favor de que no se dejen engañar por una administración bandida y mezquina ni de quien fuera despedido de EPM y hoy está fungiendo con un nombramiento que violenta muchas normas. Nuestra obligación como UNIGEEP, es estar pendiente de la problemática de nuestros trabajadores, separadamente de su condición de afiliados o no, dado que no somos una organización sindical del bolsillo de nadie, y menos de los corruptos, y el Caso Jaime Aristizabal Pineda, gran amigo, nos debe mover a todos en su derredor solidario, con un apoyo abierto y sincero extendiéndolo a los demás afectados por las mencionadas políticas siniestras.

“En el análisis psicológico de las grandes traiciones encontraréis siempre la mentecatez de Judas Iscariote”
Antonio Machado

JUNTA DIRECTIVA
UNIGEEP


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo