Buscar este blog

domingo, 26 de marzo de 2017

BOLETÍN DE PRENSA: EN EL TEMA DE LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL, EL ALCALDE FEDERICO GUTIÉRREZ ZULUAGA, NO ESTÁ TOMANDO EL TORO POR LOS CUERNOS.











BOLETÍN DE PRENSA


En el tema de la contaminación ambiental, el Alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga, nO esTÁ TOMANDO EL TORO POR LOS CUERNOS.






Las autoridades no le han dicho toda la verdad a la ciudadanía, sobre la gravedad y efectos nocivos para la salud de las partículas contaminantes que a la atmosfera está lanzando Las Empresas Públicas de Medellín, cuando le hace mantenimiento a las famosas parrillas del alcantarillado, en el centro de la ciudad.

Los altos niveles de contaminación son gravísimos, pero debido, en buena parte para proteger a las Empresas Públicas de Medellín y a otros agentes contaminantes amigos de la administración municipal, no se está diciendo la verdad. Por eso el tratamiento que le están dando a este delicado asunto es de paños de agua tibia, como dice el dicho popular.


En la búsqueda de una solución a tan grave problema, producto de la irresponsabilidad gubernamental y del modelo económico neoliberal que todo lo vuelve mercancía, hay que comprometer a todos los agentes contaminantes. Para demostrar que el Alcalde está buscando el ahogado río arriba, y que Las Empresas Públicas de Medellín, es un peligroso agente contaminante, con una anécdota tomaremos el cuerpo de la ciudad como si fuera el de un humano, partiendo de los intestinos grueso y delgado.


Digamos que en el alcantarillado de la ciudad, el intestino grueso, es lo que se conoce como la tubería madre y el intestino delgado, las acometidas. Ese intestino grueso era limpiado por Las Empresas Públicas de Medellín a presión con vehículos vector.



Hoy los sedimentos que se depositan en ese intestino grueso o alcantarillado madre, lo limpian con una máquina, mediante un procedimiento que tiene alguna similitud con la de un horno crematorio, y el humo, gases y partículas las lanzan por una chimenea a la atmosfera.


En la metáfora de comparación del cuerpo de la ciudad con un organismo humano, partimos de la consideración de que el Río Medellín es la vena aorta y las quebradas son las venas de la ciudad, completamente calcificadas. Los usuarios de los servicios públicos pagamos más por las aguas residuales que votamos, que por el agua potable que consumimos, pero lo grave es que buena parte de estas aguas residuales, son depositadas en el Río Medellín y en las quebradas de la ciudad, contaminando, por lógicas razones, el ambiente atmosférico. 


Cuando afirmamos que el Alcalde está buscando el ahogado rio arriba, es porque está empeñado en hacerle creer a los ciudadanos que los mayores culpables de la contaminación ambiental, son los carros y la motos, que desde luego son un factor de contaminación importante, pero en la ciudad existen otros agentes contaminantes como Las Empresas públicas de Medellín, la empresa C.I. Almaseg S.A., entidad que procesa la chatarra que se produce en nuestra capital y que al parecer trae de otros lugares del país.

Se deben relacionar también las empresas que incineran todo el material reciclable para transformarlo en nuevos productos, y algo que no se menciona, y que es un factor terrible de contaminación, son las fábricas que producen las bolsas plásticas.

La ciudad de Medellín, en menos de un año, ha vivido dos crisis ambientales, y cuando hablamos de éstas, no queremos decir que no haya una contaminación permanente. El propósito que nos anima es determinar la responsabilidad que le cabe a Las Empresas Públicas de Medellín, por lo que le solicitamos a las universidades que con sus laboratorios, determinen si el deterioro ambiental, guarda alguna relación con la limpieza por medio de una empresa contratista de las denominadas parrillas, ya no con presión sino por un proceso que convierte los sedimentos en vapor y los lanza a la atmosfera a través de chimeneas. Otro hecho que no queremos dejar pasar inadvertido, es el retraso en la ejecución de las obras para el cambio de alcantarillados.

Pedimos comprensión a los lectores por repetir esta foto, pero es que queremos ilustrar el procedimiento que se está empleando para la limpieza de las parrillas, localizadas en distintas zonas de la ciudad, pues no solo es contaminante, sino que se constituye en un riesgo muy grande para la salud humana, animal y vegetal.


No queremos dejar pasar desapercibida la denuncia que se ha hecho en contra de la empresa C.I. Almaseg S.A., ni tampoco dejar de señalar lo riesgoso que resulta para la salud humana, animal y vegetal, la existencia de numerosas fábricas de bolsas plásticas. Este asunto debe ser estudiado con responsabilidad y prontitud, buscando proteger las fuentes de empleo que éstas generan.

No podemos terminar este comunicado sin sentar nuestra voz de protesta contra la inepta dirección de la Contraloría General del Medellín, que siendo de su competencia el control del medio ambiente no está haciendo absolutamente nada.

Por último, insistimos en la solicitud de destinar los terrenos del antiguo Cementerio de San Lorenzo, para un pulmón verde de la ciudad.

De los trabajadores y de la Comunidad en General,


GONZALO ÁLVAREZ HENAO                                                              
Presidente                                                                                              
Movimiento Cívico de Medellín                                                              
Y El Área Metropolitana                                                                           


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo

No hay comentarios: