Buscar este blog

lunes, 6 de enero de 2020

Comprar o vender


Comprar o vender

Desde la candidatura a la alcaldía, como ya en el ejercicio de su cargo, el nuevo Alcalde de Medellín ha expresado ciertas frases que pueden tener asidero en quienes no tienen conocimiento pleno del entuerto y la estafa a que ha sido sometida nuestra ciudad, por parte de los ladrones de Millicom. Cualquier desprevenido puede asumir que por fin llegó la solución al peor robo que se ha presentado en todo el país, y que de hecho, supera a los de Reficar y de Odebrecht juntos, por las grandes sumas de dineros contenidas en este desfalco que nos ha privado de grandes inversiones sociales, y que ha generado despidos injustos y todos los perjuicios inimaginables a la comunidad.   

Primero habría que preguntarse, ¿comprar qué? ¿Es que Millicom compró y pagó algo? ¿En dónde y a quien le pagó? ¿En qué cuenta hizo los depósitos a que hubo lugar? Y de esto sí que sabe el estafador internacional Esteban Cristian Iriarte, quien después de haberse comprometido, en el Concejo de Medellín, a darle las debidas explicaciones a nuestro Presidente de UNIGEEP, más bien saliera corriendo del país a esconderse en Miami, para no cumplir con lo expuesto. En razones de que él, Juan Esteban Calle Restrepo y Marc Willy Eichmann Perret, acordaran desde junio de 2012, robarse todo el conglomerado de las telecomunicaciones de nuestro departamento y de nuestro municipio. Tenemos el video que lo dice todo.

El MCMAM, en cabeza del Doctor Gonzalo Álvarez Henao, y UNIGEEP, lograron demostrar que Millicom jamás pagó las sumas acordadas, toda vez que estas salieran de las cuentas de UNE EPM TELECOMUNICACIONES S.A., como bien se pudo probar, en respuestas que trataron de desviar algunos concejales comprometidos en este robo tan execrable que le hicieran a Medellín. Por ello llevamos todos los elementos y fundamentos evidenciables a la Fiscalía General de la Nación, en donde parecen requerir de todas las presiones sociales para que los responsables en este despreciable ilícito paguen por sus deleznables acciones y actuaciones.

Segundo, tendríamos que preguntarnos, ¿vender qué? ¿A quién venderle? ¿Por qué vender? No es posible seguir considerando que Millicom tiene el 50 % menos 1 acción, porque nunca adquirió ninguna parte de UNE EPM Telecomunicaciones S.A., dado que lo único registrado que aparece, es una documentación en la que los tramposos involucrados, muestran el reparto de un botín en el que se corrobora la manera siniestra como Millicom viene despojando a los países más corruptos de sus patrimonios más productivos. De ahí que continuar con algún negocio con esta multinacional sea un despropósito porque a ningún funcionario público le está permitido hacer negocios con ladrones, y menos regalar los bienes estatales que le han sido confiados para su cuidado y defensa.

En los precisos momentos, en que se requiere de la tecnología de UNE EPM Telecomunicaciones S.A., para lo que se está prometiendo en el inmediato futuro de la conectividad universal, se vuelve una contradicción insalvable, siquiera, pensar en continuar dejándole nuestra compañía a las manos delincuenciales de los que la están saqueando solo para provecho propio y de sus cómplices. Medellín ni EPM, han recibido un solo peso de lo que ha estado produciendo el negociado consumado en mayo de 2013. Los únicos que han recibido grandes cantidades son Millicom en su paraíso fiscal de Luxemburgo con más de 2 billones de pesos, y los que acomodan el EBITDA para apropiarse de más de $120.000 millones en bonos arbitrarios, en solo 4 años. Sin olvidar los salarios inmerecidos que están cobrando, y que en algunos de los casos pasan $6.660 millones en igual lapso. Y eso que no estamos tocando el despojo de OLA hoy TIGO, pero hasta allá llegaremos ¿o quién tiene noticia de las utilidades y dividendos reportados por esta indelicada transacción con los atracadores multicitados?

Ahora, ¿por qué la administración delincuencial de Millicom está callada y no va a decir nada? Pues por mera lógica, porque no tiene como desmentir ni controvertir lo burdo y vulgar del negociado que les ha permitido toda una serie de desfalcos continuados; la violación y conculcación de los derechos laborales de nuestros trabajadores; la desarticulación de toda la estructura de telefonía fija más eficiente del país; la intromisión en las decisiones electorales estatales; el uso indebido de la escritura fundacional UNE EPM Telecomunicaciones S.A. para firmar todo tipo de contratos ilícitos y con la que están embargando, fraudulentamente, a nuestra casa matriz para quebrarla en muy corto plazo. Entre muchas otras amenazas que hemos denunciado con abundante material cierto e indiscutible.

El Control de bienes del estado no puede quedar en manos de privados, so pena de incurrir en delitos mayores que son sancionados mediante las leyes que no están siendo aplicadas por la corrupción que campea nuestro estado de derecho, por las razones politiqueras que lo dominan y que están llevando a Colombia al caos más riesgoso y peligroso de la historia. Las marchas de hoy son el llamado a los cambios estructúrales que requiere una nación sumida en una des gobernabilidad que se nota a leguas. La Sociedad de Economía Mixta que votara el Concejo de Medellín en mayo del 2013 para UNE EPM Telecomunicaciones S.A., así fuera una privatización disfrazada, nunca se llevó a cabo porque la embolataron con la figura de una fusión que nunca se puede dar entre lo público y lo privado.

En síntesis, frente a todo lo expuesto de nuestra parte, la recuperación de UNE EPM Telecomunicaciones S.A., es una prioridad que debe tener presente cualquier administración seria, para demostrar que la senda constitucional y legal regresa a Antioquia y a Medellín. Salvo que se quieran continuar defendiendo las actuaciones ilícitas de quienes incurrieron en un hurto tan monumental y evidente, que sentencia, en muy corto, plazo a EPM. Comprar o vender dentro de la lógica de un análisis breve, pero concienzudo, no resiste una aprobación irresponsable, primero porque no se puede adquirir lo que nunca se ha vendido y que es nuestro, y menos negociando con unos ladrones; y segundo, porque no se puede ceder o feriar lo que se necesita para el desarrollo tecnológico del país, y que se ha prometido con tanto ahínco.

“Quien siempre dice la verdad, puede permitirse tener mala memoria”
Theodor Heuss


COORDINADORA SINDICAL DE LOS SINDICATOS UNIGEEP, UNITRATEL, SINTRAUNE_EPM Y ASOTRAEMTELCO


Para publicar o ver comentarios haga clic en “comentarios” en la parte inferior de éste artículo

No hay comentarios: